Terapia Neuromuscular

por Lic. Isis Martínez – terapeuta manual. Consultora principal del Centro Zen Shiatsu en Santo Domingo.

La terapia neuromuscular está basada en las leyes neurológicas que explican como el sistema nervioso central mantiene el balance homoestatico, y en muchos casos elimina las causas de dolor o disfunciones miofasciales agudas o crónicas. La aplicación de los procedimientos de la TNM, entre los cuales se incluyen la terapia de los trigger points (puntos gatillo), terapia craniosacral, y myofascial release (liberación de las restricciones miofasciales) se puede restaurar la homeostasis (la homeostasis es el conjunto de mecanismos bioquímicos y fisiológicos que tienen como fin preservar la constancia (en términos de parámetros) en el medio interno que es el líquido que rodea las células) entre el sistema nervioso y el sistema músculo esquelético. La TNM mejora las funciones de las articulaciones, los músculos, y la biomecánica del cuerpo, adicionalmente acelera la curación facilitando la liberación de los analgésicos naturales del cuerpo: las endorfinas.

Quienes se pueden beneficiar de la NMT?
Los pacientes que han sufrido de dolor agudo a crónico resultante de lesiones ocupacionales, práctica deportiva, o de accidentes de tránsito. Las disfunciones que resultan de movimientos repetitivos y traumas acumulativos responden muy bien a este tratamiento, tales como la ciática, disfunciones del rotator cuff (el rotator cuff esta compuesto por los cuatro músculos pequeños que se originan en la escápula y que pasan alrededor del hombro donde sus tendones se fusionan todos para formarlo) síndrome del carpal tunel y el síndrome “thoracic outlet” (el cual se define por los síntomas neurovasculares en las extremidades superiores conjuntamente con presión en los nervios y vasos en el área toráxica externa. Las estructuras especificas comprimidas son usualmente los nervios del plexos braquial y ocasionalmente la arteria o la vena subclavia), disfunciones de la articulación temporo-mandibular y migraña.

Es preciso notar que la TNM hace una aproximación al proceso curativo desde una perspectiva holistica (mente/cuerpo) creando resultados a largo plazo. Una de las premisas que gobiernan la terapia neuromuscular es que los procedimientos empleados deben ser utilizados para estimular al cuerpo a curarse a si mismo. Una vez este proceso de curación comienza, la TNM puede ser usada para estimular la reparación del tejido blando en ciertas áreas mientras simultáneamente impacta algunos de los factores que posibilitan la perpetuación del dolor. De esta manera, se logra que el cuerpo en su conjunto se cure.
Procedimiento de la TNM

Un@ terapista se vale de muchas herramientas para lograr este objetivo holístico. Una de estas herramientas es la misma evaluación que se convierte en tratamiento mismo. La observación de los factores que perpetúan, crean y/o prolongan el dolor: edad, stress, respuesta a terapias anteriores, condiciones preexistentes, historia familiar, nutrición, dieta y ejercicio. Todos estos elementos juegan un papel importante en la habilidad que va a tener el cliente para trabajar con el o la terapista de NMT.
El o la terapista determina cuales herramientas específicas van a ser utilizadas para evaluar las distorsiones posturales, y las disfunciones bio-mecánicas, la presencia de isquemia y los puntos gatillo (trigger points). También va a determinar si hay existencia de compresión de nervios o si el nervio está atrapado por el tejido blando.

Entre las distorsiones posturales puede reconocerse un ilium elevado, o en muchos casos rotados anteriormente, brazos y manos, esto puede verse acentuado por una rotación del hombro que crea abducción del brazo. En este caso, las cervicales rotan, compensando la rotación de la pelvis. Esto puede causar dolor de baja espalda y del cuello. La condición puede ser tratada con el método de facilitación de la pelvis, la cual es una aproximación tridimensional a la liberación de las constricciones del tejido blando
El o la terapista de TNM debería siempre trabajar dentro de las limitaciones de salud del cliente. Por ejemplo, si tiene un caso de una mujer de 75 anos, ex fumadora y que ha llevado una dieta pobre en calcio, acude a la consulta por síntomas de dolor crónico de la baja espalda y dolor en la cadera, se debe contemplar la posibilidad de osteosporosis o de una fractura o reemplazo reciente de cadera. En estas circunstancias, hay que definitivamente trabajar conjuntamente con el médico especialista para diseñar un plan de terapia que complemente la condición de la clienta. La facilitación pélvica, los procedimientos de estiramientos pasivos de los músculos erectores espinales, el “cuadratus lumborum” deben ser tratados para mejorar la situación.

Cómo se realiza el tratamiento?

Las herramientas específicas que usa la TNM son los pulgares, los dedos, codos y las barras de presión (barras T). Las barras de presión son instrumentos efectivos para liberar constricciones profundas a lo largo de la musculatura de los erectores espinales y del tejido tendinoso de los puntos de inserción y origen en el cuerpo. La TNM pone mucho énfasis en liberar los tejidos por capas, yendo de la más superficial a las más profunda, y esto se realiza en una velocidad moderada con poca lubricación. El tratar los puntos de inserción y de origen de los músculos involucrados, así como el centro mismo del músculo es de importancia criíica. En realidad no se requiere de una gran cantidad de presión para hacer efectivo el tratamiento.

La habilidad para palpar y tratar efectivamente los puntos gatiilo es una herramienta adicional que resulta efectiva en el tratamiento de las disfunciones y el dolor miofascial. Un punto gatillo (trigger point) es un área de una actividad neurologica elevada localizada en la fascia y en el centro de los músculos que refieren dolor de una manera localizada o periférica. Cuando un punto gatillo está activo, puede causar un dolor miofascial de gran consideración localmente, o en lo que podría considerarse en un área completamente no relacionada del cuerpo. Si dejamos este punto gatillo sin tratar, podemos estar dificultando la curación del músculo y en ultima instancia obtener efectos adversos en otros sistemas.
El uso adecuado y juicioso de la presión, debe tomar en cuenta la habilidad de sentir las restricciones y percibir los mismos puntos gatillo y conocer a qué ángulo exacto colocar el pulgar, dedo o la barra de presión que estaríamos usando, esto es critico para la efectividad de la terapia. Cuando se aplica la TNM en esta manera, es muy efectiva en liberar lospuntos gatillo y disminuir la causa del dolor del paciente.

La efectividad de la TNM también depende de cuánto podamos involucrar al cliente en su propio proceso curativo. De manera que podemos sugerirle aumentar el consumo de agua, multivitaminas como la B-12, B-6, estiramientos y una dieta balanceada, combinado con una buena terapia manual. Si el cliente colabora puede disminuir el tiempo de curación que tendría que someterse si solo hiciera terapia.